colesterol

5 recomendaciones para cuidar el nivel del Colesterol

Los malos hábitos alimenticios consistentes, combinados con la falta de actividad física, pueden conducir a un aumento de peso poco saludable, lo que también puede elevar los niveles de niveles de colesterol no saludable (LDL) y reducir los niveles de colesterol (HDL) que pueden afectar negativamente la salud del corazón.

La lipoproteína de alta densidad (colesterol HDL) a menudo se llama el “colesterol bueno” porque ayuda a eliminar otras formas de colesterol del torrente sanguíneo y ayuda a evitar que el colesterol se acumule en las arterias. La lipoproteína de baja densidad (colesterol LDL) a menudo se llama el “colesterol malo” porque es la principal fuente de acumulación de colesterol y bloqueo en las arterias.

1. Come alimentos saludables para el corazón

Hace veinte años, comer una dieta baja en grasas se consideraba una locura, pero el pensamiento sobre el tema ha cambiado sustancialmente.

Uno de los cambios de estilo de vida más importantes que una persona puede hacer es eliminar las grasas trans. Hay códigos para las grasas trans en las etiquetas de los alimentos que las personas deben buscar, incluido el “aceite parcialmente hidrogenado” y el “aceite hidrogenado”. Las grasas trans reducen el colesterol HDL y aumentan el colesterol LDL, que es una combinación realmente terrible cuando se trata de la salud a largo plazo.

2. Busca mantenerte activo: Haz ejercicio

Intenta ejercitarte por lo menos 45 minutos al día para tener una salud óptima del corazón y de necesitarlo incentivar la pérdida de peso. El ejercicio cardiovascular es cualquier actividad física en donde se utilizan músculos grandes de forma repetitiva y esto incrementa la frecuencia cardíaca: caminar, andar en bicicleta, remar, usar la elíptica y nadar son algunas de las actividades recomendadas. Para algunas personas, 45 a 60 minutos de ejercicio cardiovascular diariamente es suficiente para llevar una vida saludable.

3. Deja de fumar o evita estar con personas fumadoras cerca

Es cierto que los investigadores cambian de opinión a medida que surgen nuevas investigaciones, pero la evidencia contra el tabaquismo solo ha aumentado con el tiempo. Las personas mejoran instantánea y automáticamente sus niveles de HDL si dejan de fumar.

Se estima que las personas reducen sus frecuencias cardíacas y niveles de presión arterial luego de veinte minutos de dejar de fumar.

4. Si tienes sobrepeso o unos kilos extras, intenta bajarlos

Si tienes sobrepeso u obesidad, intenta perder los kilos de más. La pérdida de peso ayuda a reducir el colesterol LDL. Incluso una pérdida de peso de pequeña a moderada, solo de 10 a 20 libras, puede tener un impacto positivo en la salud.

Comienza por disminuir el tamaño de las porciones de comida, trata de llenar la mitad del plato con verduras sin almidón, una cuarta parte con un almidón integral y la otra cuarta parte con proteína magra.

5. No bebas alcohol en exceso

El alcohol agrega calorías adicionales a tu dieta diaria, lo que puede conducir al aumento de peso. El sobrepeso puede elevar el nivel de LDL y disminuir el nivel de HDL. Ingerir demasiado alcohol también puede aumentar el riesgo de enfermedades cardíacas porque puede elevar la presión arterial y el nivel de triglicéridos.

A veces, los cambios saludables en el estilo de vida no son suficientes para reducir los niveles de colesterol. Si tu médico te recomienda medicamentos para ayudar a reducir tu colesterol, tómalo según lo prescrito mientras continúas con los cambios en el estilo de vida. En B Life puedes encontrar suplementos como el