Krill-Vs-Pescado

Conoce las diferencias del Aceite de Krill vs el Aceite de Pescado

Los suplementos de aceite de krill y aceite de pescado son fuentes de ácidos grasos omega-3; si bien el aceite de krill y de pescado proporcionan beneficios para la salud, su origen, precio y beneficios pueden diferir.

El aceite de pescado proviene de los pescados grasos, como el atún, el arenque o las sardinas, en cambio, el aceite de krill proviene de un animal pequeño parecido a un camarón, conocido y llamado como krill.

El aceite de krill tiene un color rojo distintivo, mientras que los suplementos de aceite de pescado suelen ser de color amarillo o dorado. Si bien cada tipo de suplemento contiene ácidos grasos omega-3, tomar cada tipo de suplemento presenta diferentes beneficios.

Tanto el aceite de krill como el aceite de pescado contienen ácidos grasos omega-3. Algunos de los ácidos grasos omega-3 más populares y beneficiosos son el ácido eicosapentaenoico (EPA) y el ácido docosahexaenoico (DHA).

Cuando una persona consume estos ácidos grasos en el pescado, obtiene mejoras en la salud general del corazón y una reducción de los riesgos de ataque cardíaco y enfermedad en las arterias coronarias.

De acuerdo al National Institutes of Health (NIH) de Estados Unidos, los beneficios específicos de tomar suplementos de omega-3, como el Icelandic Krill Oil, son:

  • Reduce los niveles altos de triglicéridos: Los niveles altos de triglicéridos están relacionados con un mayor riesgo de enfermedad cardíaca.
  • Alivia la artritis reumatoide: La evidencia sugiere que los suplementos de omega-3 pueden ayudar a aliviar los síntomas de la artritis reumatoide.

Tu cuerpo puede absorber mejor el aceite de krill

Si bien el aceite de pescado y el aceite de krill son excelentes fuentes de EPA y DHA, algunos estudios sugieren que el cuerpo puede absorber y utilizar los ácidos grasos del aceite de krill mejor que los del aceite de pescado.

Los ácidos grasos del aceite de pescado se encuentran en forma de triglicéridos. Por otro lado, muchos de los ácidos grasos del aceite de krill se encuentran en forma de fosfolípidos, que muchos expertos creen que ayudan a aumentar su absorción y efectividad.

Un estudio le dio a los participantes pescado o aceite de krill y midió los niveles de ácidos grasos en la sangre durante los siguientes días. Durante 72 horas, las concentraciones sanguíneas de EPA y DHA fueron más altas en quienes tomaron aceite de krill. Estos resultados sugieren que los participantes absorbieron el aceite de krill mejor que el aceite de pescado.

Otro estudio les dio a los participantes aceite de pescado o aproximadamente dos tercios de la misma cantidad de aceite de krill. Ambos tratamientos aumentaron los niveles sanguíneos de EPA y DHA en la misma cantidad, aunque la dosis de aceite de krill fue menor.

El